• Inicio
  • SERVICIOS
  • HERENCIAS CONFLICTIVAS

HERENCIAS COMPLICADAS

Heredero que no quiere heredar para perjudicar a terceros Herencia yacente.

Entre la apertura de la sucesión, la aceptación y adquisición de la herencia por parte de los sucesores hay un periodo de tiempo más o menos largo durante el cual la herencia carece de titular. Usando una terminología procedente del Derecho Romano, se dice que la herencia está yacente.

La herencia es yacente hasta que no es aceptada por los que ostenten los derechos a heredar.

Durante este tiempo, la herencia puede plantear problemas de administración, por ejemplo con los acreedores o con titulares de otros derechos.

Disponen de un plazo de hasta 30 años para aceptar la herencia, y seis meses para liquidar el impuesto de sucesiones.

¿Si una herencia no está aceptada, ha de pagar impuestos?

Mientras los herederos no disponen de los bienes, estos van rentando pero no los declaran en su renta, porque no se los han adjudicado, tampoco pueden disponer de los frutos o rentas de los bienes de la herencia.

Como las propiedades suelen comportar el pago de impuestos, aunque los herederos no estén de acuerdo, tendrán que ir a Hacienda, donde les darán el NIF para declarar los impuestos sobre esa herencia yacente.

Los impuestos del IBI, IVA, etc. los irá liquidando la propia herencia, como si fuera una sociedad.


¿A una herencia yacente, se le pueden reclamar deudas?

Cuando hay una herencia yacente, el acreedor puede igualmente reclamar lo que le pertenece, ya que la muerte del deudor no extingue la deuda. Por lo tanto ¿A quién tiene que reclamar dicha deuda?

El artículo 6.1.4 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, establece que las masas patrimoniales, como la herencia yacente, tienen capacidad para ser parte en los tribunales, compareciendo a través de sus administradores.

Esta capacidad posibilita que los acreedores puedan demandar a la herencia yacente ante los tribunales civiles.


¿Se puede obligar a los herederos a aceptar o repudiar la herencia?

Si, mediante un procedimiento que se llama “interpellatio in iure” o “Interrogatio in iure”.

El Código Civil español ha sido modificado como consecuencia de la Ley de Jurisdicción Voluntaria, dando una nueva redacción al artículo 1005, que dice “Cualquier interesado que acredite su interés en que el heredero acepte o repudie la herencia podrá acudir al Notario para que éste comunique al llamado que tiene un plazo de treinta días naturales para aceptar pura o simplemente, o a beneficio de inventario, o repudiar la herencia. El Notario le indicará, además, que si no manifesta su voluntad en dicho plazo se entenderá aceptada la herencia pura y simplemente.

Código Civil de Catalunya, que en su artículo 461-12 dice que

“2. Las personas interesadas en la sucesión, incluidos los acreedores de la herencia o del llamado, pueden solicitar al juez, una vez haya transcurrido un mes a contar de la delación a su favor, que fije un plazo para que el llamado manifieste si acepta o repudia la herencia. Este plazo no puede exceder de los dos meses. 3. Una vez vencido el plazo fijado por el juez sin que el llamado haya aceptado la herencia en escritura pública o ante el juez, se entiende que la repudia, salvo que sea un menor de edad o un incapaz, en cuyo caso se entiende que la acepta a beneficio de inventario.

La diferencias entre el derecho común y el catalán.

La diferencia fundamental entre ambas regulaciones, es la distinta consideración del silencio, pues supone aceptación pura y simple en el Código Civil (común o de Castilla) y repudiación en el Derecho Catalán, excepto menores e incapaces.


¿Puedo heredar deudas?

Sin lugar a dudas, se heredan los derechos y obligaciones, cuando se acepta la herencia pura y simplemente. En tal caso el heredero acabará pagando las deudas del difunto (Causante) quien lo nombró heredero, incluso con su propio patrimonio.


Si sospecho que la herencia tiene deudas ¿cómo puedo evitar pagarlas de mi patrimonio propio?

Una de la formas es aceptando la herencia a beneficio de inventario, en tal caso se puede proceder a la venta de los bienes de la herencia para pagar a acreedores y legatarios.

Esta forma de heredar implica hacer un inventario fiel y exacto, y cumplir con los plazos: un máximo de 30 días naturales.

El art. 1005 Cce: “Cualquier interesado que acredite su interés en que el heredero acepte o repudie la herencia podrá acudir al notario para que éste comunique al llamado que tiene un plazo de treinta días naturales para aceptar pura o simplemente, o a beneficio de inventario, o repudiar la herencia: El notario le indicará, además, que si no manifestare su voluntad en dicho plazo se entenderá aceptada la herencia pura y simplemente.”

Una vez hecho el inventario, hay que pagar a los acreedores y después a los legatarios. Mientras tanto, el heredero puede vender los bienes, pero si lo hace antes de pagar pierde el Beneficio de Inventario.


¿Quién nunca heredará deudas?

De forma excepcional, hay una serie de supuestos en los que se puede disfrutar de los mismos beneficios sin necesidad de aceptar la herencia a beneficio de inventario, entre ellos:

  • La herencia dejada a los pobres.
  • La herencia a favor del Estado o de cualquier otra corporación pública.
  • Las fundaciones.
  • El que venciera en la acción judicial reclamando una herencia de la que otro se encuentra en posesión más de un año.
  • Los incapacitados, pues el tutor para renunciar requiere autorización expresa del Juez.
  • Los menores sometidos a patria potestad, ya que precisan de autorización judicial para renunciar a la herencia y, si se le negara, se entiende como aceptada a beneficio de inventario.

Heredo problemas

Los problemas, no solo son deudas, pueden ser derechos no reclamados o no cobrados.

Supongamos que nuestro padre tenía acciones preferentes antes de morir e inició un procedimiento judicial para reclamarlas y antes del señalamiento del juicio, tristemente fallece, nosotros como herederos podremos seguir con el procedimiento y ser beneficiarios de la sentencia o condenados por la sentencia.

El mismo modo, nos podremos subrogar en todos los procedimientos iniciados por el causante antes de morir, y seguirlos como si fuese él. Y os aseguro que pueden darse muchas situaciones imprevistas en el momento de aceptar la herencia, pero con un buen asesoramiento todo tiene solución.


¿Qué hago si heredo acciones de una sociedad?

A veces el patrimonio de las personas, para protegerlo o por cuestiones fiscales son aportados a una sociedad que además ha ido adquiriendo bienes, lo que se transmite por herencia no son los bienes directamente sino las acciones o participaciones de dicha sociedad.

En otras ocasiones se heredaran participación de la sociedad que ejerce una actividad económica, negocio o empresa.

En este caso, los herederos cuando aceptan la herencia, adquieren un porcentaje de la sociedad, y en virtud ese porcentaje podrán decidir sobre el futuro de la compañía, tendrán derecho a cobrar los dividendos y podrá vender su participación en la sociedad a los propios socios o a un tercero, al precio que negocie, que puede ser diferente al valor patrimonial de la sociedad. Incluso se puede dar el caso de que se haya heredado por un valor y se venda por uno inferior o superior, como pasa con cualquier bien.

En el caso de sociedades patrimoniales, para adjudicarse los bienes que componen la sociedad, se deberá aprobar en junta general la disolución y adjudicación de los bienes entre los socios.

Y para el resto de situaciones, necesitará asesoramiento mercantil que en BPPempresas le podemos facilitar.


¿Cómo se reparten los bienes?

Primero se ha de realizar un inventario de bienes (propiedades, acciones, vehículos, seguros de vida, joyas, arte, etc.), de derechos (derechos de cobro, reclamaciones en curso), de obligaciones (pagos a realizar) y de deudas (reconocidas o por sentencia firme).

Se han de tasar esos bienes a valor de mercado en el momento del fallecimiento del causante y a efectos fiscales se deberá liquidar el impuesto por el mayor de estos tres valores: valor catastral, valor de adquisición o valoración hecha por la Administración tributaria. Por eso es importante tener una valoración profesional, para evitar especulaciones entre los herederos y poder defender delante de la Administración el valor del inmueble si fuese inferior al catastral.

En el caso de cuentas bancarias, depósitos financieros, fondos de inversión y otros productos financieros, su valor se acreditará mediante una certificación bancaria que expedirá la entidad de crédito con su saldo o valor.

Una vez hecha la valoración, se liquidarán las legítimas, y los legados y con el resto se realizaran los lotes entre los herederos en las proporciones que haya macado el testador en su testamento, si hubiese interés en el mismo bien por parte de los herederos, se procederá al sorteo entre ellos o la forma que se acuerde entre los herederos, siendo válida cualquiera que no vulnere los derechos de alguno de los herederos.


¿Cuándo puedo disponer de los saldos bancarios heredados?

Una vez aceptada la herencia y liquidado el impuesto de sucesiones, se podrá disponer de los saldos bancarios. Los Bancos son responsables subsidiarios del pago del impuesto de sucesiones por ello sin la presentación del documento de pago del impuesto por parte de los herederos, no harán entrega de los saldos del causante.


¿La herencia cambia depende de donde viviese y donde muriese el causante?

Actualmente hay 11 ordenamientos jurídicos diferentes que regulan nuestra sucesión por causa de muerte y que, siendo español, dependiendo de donde hayas nacido y donde mueras, será de aplicación uno u otro.

Veamos algunas particularidades:

  • En Navarra, el testador puede legar sus bienes a quien libremente designe, sin dejar nada a los hijos. Se podría decir, entonces, que no hay legítima.
  • En Cataluña hay separación de bienes en el matrimonio, y el 25% de la herencia irá de manera obligatoria a los legitimarios.
  • En el País Vasco existen tres ordenamientos jurídicos distintos, según el difunto residiera en Vizcaya, Álava o Guipúzcoa.
  • Aragón, Baleares y Galicia tienen asimismo su propia legislación.
  • En el resto del estado el Código civil español impone el régimen de gananciales. Significa que, cuando te casas, todo lo que se adquiere en el matrimonio corresponde a ambos cónyuges, aunque uno de ellos no tenga ingresos para poder adquirirlos, excepto si antes del matrimonio se va al notario y se otorgan capitulaciones matrimoniales, donde se pacta la forma económica que regulará el matrimonio.

Y la legítima son 2/3 de la herencia (1/3 de mejora para un legitimario) y 1/3 de libre disposición.


No tengo descendientes, solo me quiere mi mascota. ¿Puede heredar un perro?

Según la legislación española, los animales no pueden hacer tal cosa. El Artículo 29 y siguientes del Título II del Código Civil precisa que debe ser un heredero, persona natural. Es decir, un ser humano desprendido del seno materno.

En el Artículo 763 del Código, también se refiere a la figura del heredero como a una «persona».

La legislación resalta asimismo que las donaciones de bienes en vida se hacen entre humanos. Estas se consideran en el Artículo 618 como un «acto de liberalidad por el cual una persona dispone gratuitamente de una cosa en favor de otra, que la acepta».

Esto excluye de modo implícito la donación de bienes a animales.

Sin embargo es posible que herede una persona jurídica, que es una institución creada por una o más personas físicas para cumplir un objetivo social.

Según nuestro Código Civil, pueden heredar todas las personas jurídicas excepto las asociaciones o corporaciones que no estén permitidas por la ley.

Por lo tanto, si queremos que herede nuestra mascota tenemos dos opciones:

  • Como heredera a una persona jurídica ya existente.
  • Crear en el testamento una fundación propia a la que se atribuirán los bienes.

¿Mi EX puede heredar?

Si no hay testamento expreso que lo impida, el ex cónyuge podría heredar.

Pensemos en una desagradable situación, pero posible: Supongamos que viaja una madre y su hijo, y tienen un accidente, primero fallece la madre y a los pocos días el hijo, soltero, sin descendientes y sin testamento. El hijo habrá heredado de la madre y el ex marido, heredará del hijo, por lo que al final el patrimonio de la ex mujer irá al ex marido (lo mismo ocurriría en el caso del padre y el hijo).


¿Cómo EVITO QUE MI EX herede?

Hay una forma, pero hay que otorgar testamento, se llama “Sustitución Preventiva de Residuo” permite no solo decidir quién va a heredar los bienes de forma directa, sino también quién los recibirá en caso de que este primer beneficiario fallezca sin herederos o sin dejar testamento. De esta forma, el testador puede asegurarse de que sus bienes no llegarán a la familia del cónyuge si no lo desea. Así se asegura de que el dinero podrá permanecer dentro de su propia familia, o llevarlo a una entidad ajena que él o ella haya decidido de antemano.

Al ser preventiva, esta figura se aplica solamente en el caso de que se produzca la muerte del primer beneficiario de los bienes sin que éste haya dejado herederos o testamento a favor de otras personas, que no sean obviamente aquellas a las que el testador ha negado la herencia. Por este motivo, esta figura es especialmente útil para matrimonios separados o aquellos en los que uno de sus miembros no se aviene con la familia del cónyuge.


¿Se puede desheredar a un hijo?

Según el artículo 848 de nuestro Código Civil español, solo se puede quitar la legítima a un hijo, con lo cual queda desheredado, si se precisa en el testamento y se da una de estas causas establecidas por el artículo 756 y en el Código Civil Catalán, en el artículo 451.17 y siguientes. Se puede desheredar por indignidad a quien haya sido condenado por sentencia firme dictada en juicio penal por haber…

  • Matado o haber intentado matar dolosamente al causante, a su cónyuge, a la persona con quien convivía en pareja estable o a algún descendiente o ascendiente del causante.
  • Cometido dolosamente delitos de lesiones graves, contra la libertad, de torturas, contra la integridad moral o contra la libertad e indemnidad sexuales, si la persona agravada es el causante, su cónyuge, la persona con quien convivía en pareja estable o algún descendiente o ascendiente del causante.
  • Calumniado al causante, si lo ha acusado de un delito para el que la ley establece una pena de cárcel no inferior a tres años.
  • Prestado falso testimonio contra el causante, si le ha imputado un delito para el que la ley establece una pena de cárcel no inferior a tres años.
  • Cometido un delito contra los derechos y deberes familiares, en la sucesión de la persona agravada o de un representante legal de esta.

Asimismo, la ley establece que el testador puede retirar la legítima a quien:

  • Ha inducido al causante de forma maliciosa a otorgar, revocar o modificar un testamento, un pacto sucesorio o cualquier otra disposición por causa de muerte del causante o le ha impedido hacerlo, así como el que, conociendo estos hechos, se ha aprovechado de los mismos.
  • Ha destruido, escondido o alterado el testamento u otra disposición por causa de muerte del causante.

También se puede desheredar por indignidad bajo estos supuestos:

  • La denegación de alimentos al testador o a su cónyuge o conviviente en pareja estable, o a los ascendientes o descendientes del testador, en los casos en que existe la obligación legal de prestárselos.
  • El maltrato grave al testador, a su cónyuge o conviviente en pareja estable, o a los ascendientes o descendientes del testador (como sería el caso de este cuento).
  • La ausencia manifiesta y continuada de relación familiar entre el causante y el legitimario, si es por una causa exclusivamente imputable al legitimario.

¿Qué puede hacer el desheredado por indignidad?

Si el indigno no acepta ser desheredado, como suele suceder, tendrá que demostrar en un juicio que la causa establecida en el testamento no se ajusta a la realidad, o bien demostrar que, posteriormente a la redacción del testamento, se reconcilió con el causante y obtuvo su perdón. Según el artículo 451-19 del CCcat: «La reconciliación del causante con el legitimario que ha incurrido en causa de desheredación, siempre y cuando sea por actos indudables, y el perdón concedido en escritura pública dejan sin efecto la desheredación, tanto si la reconciliación o el perdón son anteriores a la desheredación como si son posteriores.»


¿Qué pasa con la herencia de un desaparecido que reaparece?

Según la Ley de jurisdicción voluntaria, Ley 15/2015, de 2 de julio, puede declararse fallecida una persona tras un mes del inicio de la travesía:

«De los que se encuentren a bordo de una aeronave que se presuma siniestrada al realizar el viaje sobre mares, zonas desérticas o inhabitadas, por no llegar a su destino, o si careciendo de punto fijo de arribo, no retornase, y haya evidencias racionales de ausencia de supervivientes».

Transcurrido este mes, se abre la sucesión en los bienes del desaparecido, procediéndose a su adjudicación conforme a lo dispuesto legalmente.

Los herederos no podrán disponer a título gratuito hasta cinco años después de la declaración del fallecimiento (es decir no podrán donarlos, solo venderlos).

Hasta que transcurra este mismo plazo no serán entregados los legados, si los hubiese, ni tendrán derecho a exigirlos los legatarios, salvo las mandas piadosas en sufragio del alma del testador o los legados en favor de Instituciones de beneficencia.

Es obligación ineludible de los herederos, formar notarialmente un inventario detallado de los bienes muebles e inmuebles del presunto difunto y describirlos.

Así constará en la copia auténtica de la aceptación de herencia que guardará el notario. Y eso es lo que permitirá al falso difunto demostrar, en caso de que sus herederos se hayan vendido los bienes de su herencia, que el importe de la venta de sus bienes ha sido utilizado por sus herederos para comprar otros nuevos. De esta forma el reaparecido puede reclamar que se le devuelvan su patrimonio erróneamente heredado, excepto las rentas, frutos o productos obtenidos con los bienes de su sucesión.


¿Qué derechos tienen los viudos?

Aunque la normativa cambia de unas comunidades autónomas a otras, en caso de viudedad hay leyes que afectan a todo el territorio, como el derecho del viudo a lo que hay dentro de la casa que ha sido su vivienda. Según el Código Civil Español, «fallecido uno de los cónyuges, las ropas, el mobiliario y enseres que constituyan el ajuar de la vivienda habitual común de los esposos se entregarán a aquel que sobreviva, sin computárselo en su haber.» Esta norma se aplica independientemente de que los cónyuges estén casados en gananciales, separación de bienes o cualquier otro régimen económico. Sin embargo, quedarían fuera de esta norma los bienes muy valiosos. Tal como lo especifica el Código Civil: «No se entenderán comprendidos en el ajuar las alhajas, objetos artísticos, históricos y otros de extraordinario valor.»

Si los esposos estaban casados en gananciales, al viudo le corresponde una mitad del valor total de la sociedad de gananciales, y puede optar entre:

  1. Que se le atribuya la propiedad de toda la vivienda familiar.
  2. Que se constituya sobre ella a su favor un derecho de uso o habitación. Según cómo esté estipulado el testamento, los hijos pueden adjudicarse la propiedad de la misma pero nunca podrán dejar al sobreviviente sin el uso de la misma. Sin embargo, no podrá acogerse a este derecho:
  • El divorciado.
  • El cónyuge separado judicialmente (salvo que haya habido reconciliación notificada al Juzgado que dictó la sentencia de separación).
  • El cónyuge separado de hecho.
  • El cónyuge cuyo matrimonio fuera declarado nulo (salvo que la declaración de nulidad fuera posterior al fallecimiento y el cónyuge sobreviviente fuera de buena fe).

¿Tengo derechos sucesorios si somos pareja de hecho?

Las parejas de hecho, dentro del Código Civil español no tienen derechos sucesorios, sin perjuicio de lo que pueda establecerse en testamento, con la excepción de Aragón, Cataluña, Vizcaya, Navarra, Galicia, Valencia o en las Islas Baleares, donde la pareja goza de determinados derechos «mortis causa».

Concretamente, en Cataluña los derechos de las parejas de hecho y de las homosexuales se igualan con los matrimonios, con una ley pionera en 1998 sobre uniones estables de pareja. De forma general, la regulación de las parejas de hecho y de los contratos de unión civil, también de homosexuales, se regulan de la siguiente manera:

  • Se celebran entre dos personas (del mismo o distinto sexo) que acuerdan convivir y prestarse ayuda mutua.
  • No puede formar parte de un contrato alguien que esté casado o tenga otro contrato de unión que esté vigente.
  • Debe realizarse por escrito (privado o ante notario) e inscribirse en el correspondiente registro de uniones de hecho.
  • Debe precisar el régimen económico que pactan las partes.
  • Se admiten pactos sucesorios.
  • Regulan una serie de efectos en los casos de disolución: alimentos, indemnización, pensión reparadora, etcétera. Especialmente en el caso de la pareja de hecho, es fundamental hacer testamento para evitar que el superviviente se quede sin el apoyo que desearíamos ante nuestra ausencia.

¿Qué es un Fideicomiso?

El fideicomiso es la figura jurídica según el cual el testador transmite sus bienes al fiduciario, para que administre los bienes de un heredero hasta que cumpla los requisitos estipulados por quien ha hecho el testamento. Se utiliza especialmente cuando el heredero es menor de edad o para evitar que dilapide la herencia y no pueda llegar, por tanto, a la siguiente generación. Tal como reza el Artículo 426 del Código Civil Español, «el fideicomitente dispone que el fiduciario adquiera la herencia o el legado con el gravamen de que, una vez vencido el plazo o cumplida la condición, hagan tránsito al fideicomisario.»

Un fiduciario puede ordenarse bajo plazo (por ejemplo, el heredero tendrá acceso a los bienes a determinada edad) o bajo condición (cuando tenga su primer contrato laboral o haya completado determinados estudios), o bien habiendo de cumplir ambos requisitos. El fiduciario se encargará de administrar la herencia hasta entregarla cuando venza el plazo fijado o se cumpla la condición ordenada por el fideicomitente al fideicomisario.


Nasciturus o concepturus

El NASCITURUS, es el hijo concebido pero aún no nacido cuando el progenitor fallece, tiene protección jurídica, según el artículo 29 del Código Civil, que dice: «El nacimiento determina la personalidad; pero el concebido se tiene por nacido para todos los efectos que le sean favorables, siempre que nazca con las condiciones del artículo siguiente.»

En caso de muerte del padre biológico, siendo el niño un embrión, los bienes hereditarios quedan en situación de espera hasta que el concebido nazca. Si nace y cuando se desprenda totalmente del seno materno, adquirirá los bienes hereditarios. Si muere antes, no adquirirá ningún bien y, por lo tanto, la madre no heredará. Como reza el artículo 30: «La personalidad se adquiere en el momento del nacimiento con vida, una vez producido el entero desprendimiento del seno materno.» Dos puntos importantes:

  1. La ley exige que, al morir el padre, el niño esté como mínimo concebido.
  2. Al concebido se le transmiten beneficios y derechos, nunca obligaciones. Es decir, no puede heredar deudas. Mientras está aún en fase de gestación, los bienes hereditarios están temporalmente a TITULARIDAD INTERINA de un administrador, que custodia los bienes y los guarda hasta que el concebido nazca. Este administrador puede haber sido designado por el difunto en su testamento.

Una situación bien distinta es la del CONCEPTURUS, que no tiene posibilidad alguna de heredar. Este «palabro» latino significa que si el niño no ha sido concebido, no puede heredar. Parece una perogrullada, pero no lo es: nuestro ordenamiento jurídico permite que se haga una donación al ser humano que será concebido en el futuro, aunque no haya sido concebido. Por ejemplo, un abuelo puede donar al CONCEPTURUS, a su futuro nieto que no está aún ni concebido, su casa de la playa. De no haberlo especificado en su testamento, la propiedad podría pasar a un primo que haya nacido después de él.


¿Qué pasa cuando la Herencia queda desierta o herencia huérfana?

Aunque las herencias suelen acabar por tener algún dueño, a veces sucede que las personas dejan huérfanos a sus bienes. Esto sucede cuando no dejan testamento y no tienen ningún pariente de hasta cuarto grado (tan distantes como primos, tíos segundos o sobrinos segundos), que pueda reclamar legítimamente la herencia.

En estos casos la herencia pasa a ser propiedad del Estado, pero muchas veces sucede que él tampoco llega a averiguar que ha heredado. Es por ese motivo que el Gobierno Catalán premia a aquellos que denuncian una herencia huérfana con el 10% del valor de ésta.

Para que un ciudadano pueda convertirse en un denunciante lícito debe aportar la documentación apropiada a la Dirección General del Patrimonio de la Generalitat: certificado de defunción del fallecido, registro de sus propiedades, etc. Una vez hechas las pesquisas necesarias y se ha dispuesto de los bienes del fallecido, el denunciante recibe un premio del 10% de dicha herencia. Éste puede ser un negocio tan lucrativo, que hay personas que se dedican profesionalmente a buscar estas herencias «huérfanas.»


Herencia de cuidadora

En el año 2000, la Generalitat de Cataluña publicó la ley 22/2000 de 29 de diciembre sobre acogimiento y cuidado de personas mayores. Esta ley pretende que los ancianos en posible situación de desamparo puedan garantizar sus cuidados, bien sea por miembros de la familia o por personas ajenas. La ley regula esa relación, estableciendo un marco jurídico que vele por su cumplimiento a través de la creación de un registro público de Acogimiento de personas mayores. Los requisitos incluyen que el acogido…

  • Debe tener más de 65 años.
  • No debe tener parentesco respecto a la persona cuidada.
  • Debe tener una diferencia de edad respecto al acogedor superior a quince años.

Las limitaciones de edad no cuentan si la persona acogida es disminuida psíquica o física. Después, con una escritura pública, se establecen los derechos y obligaciones. El acogedor se compromete a cuidar de la persona mayor, conviviendo con ella como un familiar, mientras la persona acogida le asigna una remuneración en metálico, y una parte de su herencia si la convivencia sigue satisfactoriamente durante un número mínimo de tres años.

Haya o no testamento, si el cuidador ha convivido cuatro años con el acogido, en Cataluña tiene derecho a la cuarta parte de la herencia. Más allá de esta ley catalana, en el resto de España se puede establecer un consejo familiar que vele por la persona cuando sea dependiente.


¿Qué sucede con los testadores internacionales?

El derecho internacional privado funciona como una escalera:

  1. En la que en primer lugar está la normativa europea.
  2. En defecto de ésta, están los tratados internacionales ratificados por España.
  3. En su defecto, debemos acudir a la normativa interna. En nuestro caso, el código civil español y la LEC son las leyes competentes para regular materia internacional.

Si eres extranjero cuando adquieres la nacionalidad española adquieres la vecindad civil común, a menos que residas en un territorio de derecho especial o foral durante el tiempo necesario para ganar la nacionalidad y en el expediente de nacionalidad hubieses optado por la vecindad foral o especial. Bastará con que lo manifiestes ante el Encargado del Registro, siempre que cumplas con los requisitos exigidos para la adquisición, modificación o conservación.


¿Dónde me caso y donde muero afecta a la herencia?

El lugar donde nos casamos marcará el régimen económico matrimonial, a no ser que hagamos capitulaciones matrimoniales y lo elijamos claramente.

El régimen económico lo determina la vecindad civil, en mi blog equilibrio publiqué hace un tiempo un artículo en el que comentaba que cuando en la época de Carlos I se hablaba de «las Españas» no se refería a los territorios conquistados en América, sino a las distintas leyes que rigen en su territorio, especialmente por lo que respecta a derecho sucesorio y régimen matrimonial. Actualmente hay 11 ordenamientos jurídicos diferentes que regulan nuestra sucesión por causa de muerte y que, siendo español, dependiendo de donde hayas nacido y donde mueras, será de aplicación uno u otro. Se aplicará aquel, en el que se haya residido más, en los últimos 5 años de vida.

Veamos algunas particularidades:

  • En Navarra, el testador puede legar sus bienes a quien libremente designe, sin dejar nada a los hijos. Se podría decir, entonces, que no hay legítima.
  • En Cataluña hay separación de bienes en el matrimonio, y el 25% de la herencia irá de manera obligatoria a los legitimarios.
  • En el País Vasco existen cinco ordenamientos jurídicos distintos, según el difunto residiera en Vizcaya (2), Álava (2) o Guipúzcoa.
  • Aragón, Baleares y Galicia tienen asimismo su propia legislación.
  • En el resto del estado se aplica el régimen de gananciales. Significa que, cuando te casas, todo lo que se adquiere en el matrimonio corresponde a ambos cónyuges, aunque uno de ellos no haya tenido ingresos para poder adquirirlos, excepto si antes del matrimonio se han otorgado capitulaciones matrimoniales, donde se pacta la forma económica que regulará el matrimonio.

¿Cómo se adquiere la vecindad civil?

  1. La vecindad civil se adquiere:
    • Por filiación: El hijo adquiere la misma vecindad civil que sus padres.
    • Por nacimiento: Adquieres la vecindad del lugar donde naces.
  2. La vecindad civil puede cambiar:
    • Por opción: Si tus padres tienen una vecindad civil diferente a la del lugar de nacimiento, puedes optar por la vecindad que quieras desde los 14 años hasta el año siguiente a la emancipación.
    • Por matrimonio: Puedes modificarla, tú o tu cónyuge eligiendo la vecindad del otro en cualquier momento del matrimonio.
    • Por residencia continuada durante dos años siempre que de manera expresa lo manifiestes ante el Encargado del Registro Civil.
    • Por residencia continuada durante diez años si durante ese tiempo no has manifestado tu voluntad de no perder tu vecindad civil anterior.
  3. La vecindad civil se puede perder.
    • Si pierdes la nacionalidad española o bien porque adquieres otra vecindad.
  4. La vecindad civil se puede recuperar.
    • Cuando recuperes la nacionalidad española recuperarás la vecindad civil que tuvieses. El artículo 14 del Código Civil, relacionado con la vecindad civil y que viene a recoger lo manifestado más arriba.
    1. La sujeción al derecho civil común o al especial o foral se determina por la vecindad civil.
    2. Tienen vecindad civil en territorio de derecho común, o en uno de los de derecho especial o foral, los nacidos de padres que tengan tal vecindad. Por la adopción, el adoptado no emancipado adquiere la vecindad civil de los adoptantes.
    3. Si al nacer el hijo, o al ser adoptado, los padres tuvieren distinta vecindad civil, el hijo tendrá la que corresponda a aquél de los dos respecto del cual la filiación haya sido determinada antes; en su defecto, tendrá la del lugar del nacimiento y, en último término, la vecindad de derecho común.
      Sin embargo, los padres, o el que de ellos ejerza o le haya sido atribuida la patria potestad, podrán atribuir al hijo la vecindad civil de cualquiera de ellos en tanto no transcurran los seis meses siguientes al nacimiento o a la adopción. La privación o suspensión en el ejercicio de la patria potestad, o el cambio de vecindad de los padres, no afectarán a la vecindad civil de los hijos.
      En todo caso el hijo desde que cumpla catorce años y hasta que transcurra un año después de su emancipación podrá optar bien por la vecindad civil del lugar de su nacimiento, bien por la última vecindad de cualquiera de sus padres. Si no estuviera emancipado, habrá de ser asistido en la opción por el representante legal.
    4. El matrimonio no altera la vecindad civil. No obstante, cualquiera de los cónyuges no separados, ya sea legalmente o de hecho, podrá, en todo momento, optar por la vecindad civil del otro.
  5. La vecindad civil se adquiere:
    1. Por residencia continuada durante dos años, siempre que el interesado manifieste ser esa su voluntad.
    2. Por residencia continuada de diez años, sin declaración en contrario durante este plazo.
      Ambas declaraciones se harán constar en el Registro Civil y no necesitan ser reiteradas.
  6. En caso de duda "prevalecerá la vecindad civil que corresponda al lugar de nacimiento.”
    La vecindad local es determinada por las normas que rigen la vecindad civil, y que en concreto se determinan en el Código Civil Español, así el art.14.5.1º establece que la vecindad civil se adquiere “por residencia continuada durante dos años siempre que el interesado manifieste ser esa su voluntad". Dicha manifestación debe hacerse en el Registro Civil, ante el encargado o funcionario habilitado para ello que lo inscribirá en el Registro al margen de la inscripción de nacimiento. La adquisición o cambio involuntario tiene lugar también.

¿Cómo funciona el Régimen de Gananciales?

El Régimen de Gananciales, a diferencia del de Separación de bienes propio del Código Catalán, aún a aquello que el matrimonio haya ganado o adquirido en un mismo patrimonio.

El Régimen de Gananciales, por tanto, hace que todo aquello que un matrimonio haya acumulado a lo largo de la unión se considere un bien indiviso, del que cada parte tiene un 50% independientemente de quién haya aportado más ingresos o bienes materiales.

Cuando el matrimonio se disuelve por fallecimiento de uno de los cónyuges, el sobreviviente obtiene el 50% de estos bienes acumulados, además de lo que pueda obtener del otro 50% por herencia o testamento.

Sin embargo, pese a que este Régimen aúna las posesiones de ambos cónyuges, hay algunos bienes (los privativos) que siguen perteneciendo a cada cónyuge por separado. Entre estos bienes privativos se encuentran, por ejemplo:

  • Los bienes que pertenecieran a cada uno antes de contraer el matrimonio.
  • Los bienes que se adquieren gracias a donaciones, premios, herencias, etc. (o el dinero obtenido de esta forma).
  • Los objetos personales de valor relativo, y aquellos bienes materiales que sean necesarios para el desarrollo de la actividad profesional de cada uno.

En resumen, los bienes privativos son aquellos que ya pertenecieran a cada cónyuge antes del matrimonio y los obtenidos a título particular con total independencia de éste. De estos bienes privativos se dispondrá de forma personal y según regula la Ley.


¿Qué es un Pacto Sucesorio?

La figura del Pacto Sucesorio permite legar bienes, tanto propios como de los familiares cercanos con los que se acuerde el pacto, sin que dicha disposición se pueda variar sin el consentimiento de los implicados. Es decir, que si uno de los firmantes fallece ya no podrá cambiarse lo establecido. Por si fallan la persuasión y las buenas intenciones de los futuros herederos, este Pacto permite garantizar:

  1. Que el cónyuge supérstite (sobreviviente) tenga medios suficientes para garantizar su calidad de vida hasta el final de sus días.
  2. Que dicho cónyuge no beneficie a uno de los herederos más que a otro por influencia o chantaje emocional.
  3. Que los bienes lleguen al destinatario que de mutuo acuerdo hemos designado, sin traicionar las últimas voluntades del difunto.

Donación en vida

Las donaciones realizadas en los últimos diez años, antes del fallecimiento del causante, son consideradas como bienes de la herencia a efectos del cálculo de la legitima, se trae a colación y se suma a los bienes de la herencia, la persona que haya recibido la donación, si es legitimario , legatario o heredero, se le descontará el importe recibido en donación de lo que le corresponda de la herencia, a no ser que de forma expresa el testador disponga en el testamento que ha sido a título de mejora y no computable en el caudal relictum.




Passeig de Gràcia 27 3º 3ª 08007 Barcelona
Edifici Palau Malagrida
Tel + 34 93 488 15 15
Mov +34 634 038 121

Tel + 34 93 488 15 15