• Inicio
  • SERVICIOS
  • HE RECIBIDO UNA HERENCIA

¡HE HEREDADO!

Cuestiones que debemos de resolver antes de aceptar la herencia:


¿Tengo la obligación de aceptar una herencia?

No estás obligado a aceptar la herencia, puedes renunciar a ella.

¿Qué plazo?

30 años desde el fallecimiento.

¿Si no sabía que había heredado, que plazo tengo para reclamar la herencia?

30 años desde el fallecimiento.

¿Qué he de revisar?

En primer lugar, hay que considerar qué bienes componen esta herencia y qué cargas y deudas pesan sobre la misma.

Y qué grado de parentesco nos une con el difunto, es importante a efectos fiscales.

¿Qué consecuencias tiene aceptar una herencia?

Cuando aceptamos la herencia, lo hacemos con todas sus consecuencias, es decir, aceptamos los bienes y derechos (dinero, inmuebles, acciones, etc.), y también todas sus deudas (posibles facturas pendientes, hipotecas sobre los inmuebles, o cargas que gravan sobre los mismos).

Si las deudas suman más que la valoración de los bienes, podremos no aceptarla.

Y si no estamos seguros del total de deudas que gravan la herencia, lo mejor será aceptarla a beneficio de inventario.

¿Si soy menor, puedo heredar deudas?

No heredaran deudas ni los menores, ni los incapacitados, ni el Estado ni las herencias dejadas a los pobres.

¿Qué pasa con la herencia que no acepto?

Mientras no se acepte la herencia, se denomina herencia yacente, tiene personalidad jurídica propia y sigue pagando impuestos y cumplimento sus obligaciones o recibiendo los rendimientos de los bienes.

¿Puedo renunciar a la herencia?

Para poder renunciar a la herencia, no se ha debido hacer disposición de ninguno de los bienes o derechos de la herencia, sino se considerará aceptada pura y simplemente.

¡Ojo! Hay dos formas de renunciar:

  • La primera es renuncia pura y simple, no devenga impuestos y se ha de hacer en documento público, ante notario.
  • La segunda es renuncia en favor de alguien, en tal caso se deberá pagar Impuesto de Sucesiones y posteriormente Impuesto de Donaciones por el favorecido por la renuncia o de Transmisiones patrimoniales si ha mediado precio por la renuncia.
    Si ha prescrito el impuesto de Sucesiones, siempre se habrá de liquidar el impuesto de Donaciones o Transmisiones si ha mediado precio.

¿Qué pasa con la parte de herencia repudiada?

Si hay testamento y en él se ha previsto la sustitución, pasará al heredero sustituto indicado en el testamento. Si no se ha indicado sustituto o no existe, el importe de la herencia repudiada acrece en favor del resto de herederos.

Si tampoco hay más herederos, se convierte en una herencia intestada (sin testamento) y por derecho de representación pasaría a los herederos legales del renunciante.

¿Quién hereda si no hay testamento?

La SUCESIÓN INTESTADA se abre cuando la persona muere sin dejar heredero testamentario o en pacto sucesorio de heredamiento o cuando el elegido no lo llegan a ser.




¿Qué significa ser un heredero?

En una herencia podemos ser “protagonistas” de diferentes formas; el principal y necesario, tanto para las sucesiones que hay testamento como en las que no hay, es la figura del heredero, que es la persona que se coloca en la posición del difunto, y recibe los bienes que le han asignado, ha de administrar la herencia, pagar las legítimas, los legados y liquidar las deudas.

En Cataluña es imprescindible el nombramiento de heredero en cualquier testamento, si no el testamento es nulo; excepto que se nombre un albacea universal y se reparta la herencia en legados.

Sin embargo, en el resto de España, se puede otorgar testamento sin nombrar heredero.

¿Qué es ser legitimario?

Los legitimarios, son aquellas personas que tienen derecho a heredar forzosamente una parte de la herencia (la legitima) y no se les puede desheredar (excepto por indignidad). Son legitimarios los descendientes y a falta de estos, los ascendientes, si hubiera.

¿Es igual la legítima en toda España?

No, en función del derecho que le sea aplicable (común o foral), la legítima que corresponde es:

  • En Catalunya la legítima es la cuarta parte (25%) de la herencia, que será repartida obligatoriamente entre los legitimarios, y el resto, las tres cuartas partes, puede dejarla a quien quiera; se considera de libre disposición.
  • En Navarra, el testador puede legar sus bienes a quien libremente designe, sin dejar nada a los hijos. Se podría decir, entonces, que no hay legítima.
  • En el resto de España la legítima son 2/3 de la herencia (1/3 de mejora para un legitimario) y 1/3 de libre disposición.



Passeig de Gràcia 27 3º 3ª 08007 Barcelona
Edifici Palau Malagrida
Tel + 34 93 488 15 15
Mov +34 634 038 121

Tel + 34 93 488 15 15